Regresar |

Anécdotas e imágenes de un surf trip a Lobitos
Autor: Andrés Touzet / Fotos: Andrés Touzet, Kané Ramos, Pierre Touzet y Enrique Rodríguez
Publicado el: 12/02/2013

Todo viaje empieza con una inquietud, la búsqueda de algo que no se conoce o que se extraña, la búsqueda por experiencias nuevas y memorias para el futuro, un cambio o algo nuevo. Existen lugares tan increíbles que son capaces de mantener su magia intacta siempre, y Lobitos es uno de esos lugares.


Kané Ramos de Huanchaco - Enrique Rodriguez


Lobitos, ubicada en la costa norte del Perú, es una de esas playas que cambia constantemente, pero a la vez es la misma, es diferente y se siente familiar. Las increíbles rompientes en cada una de sus temporadas se encargan de sorprender hasta al más asiduo visitante de uno de los 'surf spots' más famosos del mundo.

En muchas oportunidades he podido escuchar la famosa frase "los mejores viajes son los espontáneos" y fue así como decidimos emprender una más de nuestras travesías en busca de olas. Tan solo con el pronóstico gratuito de la web, algo de dinero y harto positivismo, nos dirigimos en compañía del tablista norteño Kane Ramos, a Lobitos.


Andrés Touzet de Perú - Enrique Rodriguez


Con muchas esperanzas, salimos desde el emblemático balneario de Huanchaco, hacia las perfectas olas que siempre promete Lobitos. Al llegar, nuestra base fueron las acogedoras instalaciones de La Casona, un hospedaje a cargo de un muy carismático y peculiar vasco que nos atendió de manera excelente y nos presentó a la gran familia encargada de regalar esa magia a cada viajero que tiene la suerte de poder llegar a esa lugar.

Digamos que la casa era un surtido de nacionalidades, desde los clásicos brasileños, pasando por los peruanos y finalmente los escandinavos. Todos estábamos embriagados de la paz y tranquilidad que ofrece esta locación norteña.


Andrés Touzet de Perú - Kané Ramos


Sin perder más tiempo, nos dirigimos a la única playa que nos podía ofrecer algo de olas con las condiciones de ese momento, Piscinas. No fue una sorpresa llegar temprano y ver un 'crowd' sólido en el 'point' y aún menos sorprendente fue darnos cuenta que el 'crowd' estaba compuesto por extranjeros. Absolutamente todos estábamos ansiosos por tocar el agua y soltar los músculos entumecidos por el agotador viaje en bus, sin embargo el 'point' no nos prometía mucho para el primer día.

Con la cámara en mano, entramos a las aguas del norte y después de analizar los rostros e idiomas, decidimos ubicarnos en el 'crowd'. Prácticamente cada ola era una guerra de remada entre brasileños, australianos, peruanos y chilenos. Era evidente, hoy Piscinas no nos iba a obsequiar mucho, al menos en el 'point'.


Kané Ramos de Huanchaco - Enrique Rodriguez


Tan solo algunos metros a la derecha, pudimos ver un pico que reventaba en ambas direcciones, derecha e izquierda y al ver que no había gente ahí, inmediatamente nos adueñamos del 'line up'.

No habíamos visto olas buenas hasta que entró la primera serie. Con condiciones perfectas, sin viento, la marea en su punto y con mucha ilusión, vimos como este perfecto tumbo se enrrollaba de manera exquisita y nos ofrecía un largo viaje dentro de la ola, si bien no eran olas grandes, algunas de las más engreídas alcanzaron el metro setenta de altura y esto fue suficiente para asegurarnos la diversión del primer día.


Kané Ramos de Huanchaco - Enrique Rodriguez


Entre ola y ola, cada uno de nosotros nos turnamos la cámara. Este viaje no se trató de una cobertura o alguna nota promocional sobre algún surfer, simplemente se trató de captar la escencia de un viaje espontaneo y para eso todos debíamos ser protagonistas. Al decir todos me refiero a Kane Ramos, Pierre Touzet y yo.

No pasó mucho tiempo hasta que dos brasileños se acercaron en busca de una conversación, pero principalmente, en busca de un lugar en el 'point'. Con mucha amabilidad y educación ambos fueron rompiendo el hielo y se mostraron muy conscientes acerca de la incomodidad de correr con tanto 'crowd' y hasta mencionaron su disgusto por la falta de criterio y respeto por algunos de sus compatriotas que se ubicaron en el 'point' de Piscinas.


Kané Ramos de Huanchaco - Enrique Rodriguez


Era claro que todos vamos en busca de olas, sin embargo existen reglas no escritas que se aplican para todos los visitantes si excepción. Respeta y tendrás tus olas. La educación y consideración por el resto es una llave capaz de abrir cualquier puerta.

Como dice la famosa canción, todo tiene su final, y así fue para nuestra primera sesión matutina en Lobitos. La perfección de las olas y las condiciones, tan solo duraron lo justo y necesario para que nos diéramos cuenta que esto era real.


Kané Ramos de Huanchaco - Enrique Rodriguez


Luego de algunos minutos, la perfecta ola del 'beach break' de Piscinas dejó de existir y se convirtió en una campana malvada que tenía un letrero escrito por toda la pared que decía: "hoy rompo tu tabla o tu espalda."

Era prudente salir a tomar un descanso y reevaluar las condiciones. Después de un breve relajo y por qué no, unas bebidas bien heladas para sofocar el agobiante calor de Lobitos, decidimos alistarnos para la sesión del 'late'.


Kané Ramos de Huanchaco - Enrique Rodriguez


Al llegar a Piscinas, las condiciones habían cambiado notablemente. Si bien ya no existía el 'beach break' maravilloso de la mañana, la ola del 'point' había retomado fuerza y recorrido, sin embargo esta vez presentaba secciones escalonadas que dificultaban maniobrar y ganar velocidad en las partes más rápidas.

La técnica ahora era esencial para disfrutar de las complicadas olas y el huanchaquero Kane Ramos, sacó a relucir toda su experiencia adquirida en las largas y cambiantes olas de su playa local. Con rápidas y agresivas maniobras, el peruano no tardó en posicionarse y elegir las mejores olas de la serie. Para el resto del 'crowd' no quedaba más que ver y admirar a uno de los pocos peruanos que había en el 'point'.


Kané Ramos de Huanchaco - Enrique Rodriguez


Era tiempo de salir del agua. Para este momento, la crecida empezaba a asomarse sin embargo no teníamos la certeza de ganarnos con el 'swell' para el día siguiente. Todo estaba en manos de la suerte, el destino y el pronóstico gratuito.

Al llegar a La Casona, descubrimos que muchos rostros con los cuales habíamos estado guerreando por las olas estaban ahí, pero algo había cambiado, estaban fuera del agua, y esta vez no eran miradas agresivas ni mucho menos, eran rostros amansados por varias cervezas bien heladas y esta vez, eran miradas amables.


Kané Ramos de Huanchaco - Olasperu Andrés Touzet


Llegó la hora de dormir. Agotados del viaje y de las dos sesiones, cada uno de nosotros cayó rendido en un profundo sueño. Tan solo veinte minutos después de cerrar los ojos, supimos que no éramos locales en la playa a pesar de ser peruanos. No me refiero a la maravillosa gente que vive en Lobitos y que está más que dispuesta a ayudar con una enorme sonrisa en la cara, me refiero a un enjambre de súper mosquitos que parecían haber estado sometidos a un serio régimen de esteroides para volverse más grandes y malvados.

Simplemente no pudimos dormir. Intentos desesperados de cubrirse con la sábana tan solo empeoraban la situación debido al insoportable calor. Echarse repelente, bloqueador o cualquier otro tipo de crema, era como ponerle mayonesa a la comida del mosquito.


Kané Ramos de Huanchaco - Olasperu Andrés Touzet


La mala noche nos pasó la factura. El único de los tres que había podido conciliar el sueño fue Kane y eso se plasmó en la increíble sesión de la mañana siguiente.

La crecida había llegado. Temprano nos encontramos con Nacho y nos indicó que Baterías y Piscinas eran la carta el día de hoy. La fatiga de la noche anterior nos forzó a elegir la rompiente más cercana, Piscinas.


Kané Ramos de Huanchaco - Olasperu Andrés Touzet


Las imponentes paredes de agua de Piscinas nos esperaban para darnos lo mejor del 'swell' que habíamos estado aguardando. Era tiempo de entrar y no de pensar. Esta vez fue mi turno de ser el fotógrafo y sinceramente, las exigencias y peligros a los que están expuestos los fotógrafos acuáticos no son nada fáciles y muchas veces ellos son los que están expuestos a los más despiadados 'wipeouts' con tal de sacar la mejor toma. Tan solo me limité a hacer los mejor que podía, basado en mi poca experiencia con la cámara.

De inmediato y sin dudar, Kané fue el primero en destrozar las perfectas olas. Con un surfing explosivo y rápido, el huanchaquero dejó claro que este si era su día. 'Reverses', 'carvings' y aéreos, adornaron la mejor sesión de nuestro viaje.


Kané Ramos de Huanchaco - Olasperu Andrés Touzet


Para Pierre y yo, la historia fue algo similar. Tan solo nuestro idioma y entonación nos aseguraron un lugar en el 'crowd' y después de varias barredoras y muy buenas olas decidimos dar por concluida la sesión. Tal vez no estábamos en el mejor estado mental y físico por la mala noche, pero ya habíamos capturado lo mejor que ofreció Piscinas en ese día. El objetivo del viaje se había cumplido.

Tablas rotas, cansancio, hambre y picaduras de súper mosquitos, son nada cuando lo comparas con una buena sesión en el norte del Perú.


Kané Ramos de Huanchaco - Olasperu Andrés Touzet


Con mucha humildad y mucha gratitud, nos despedimos de nuestra familia provisional, de los locales que tuvimos la suerte de conocer y de las hermosas olas de Lobitos. Era hora de volver a casa.

Nuestras sonrisas eran imborrables, simplemente la esencia de un 'surf trip' en el más puro estado.

Saludos,

Andrés Touzet
Redactor@olasperu.com


Kané Ramos de Huanchaco - Olasperu Andrés Touzet



Kané Ramos de Huanchaco - Olasperu Andrés Touzet



Kané Ramos de Huanchaco - Olasperu Andrés Touzet



Kané Ramos de Huanchaco - Olasperu Andrés Touzet



Kané Ramos de Huanchaco - Pierre Touzet



Kané Ramos de Huanchaco - Pierre Touzet



Kané Ramos de Huanchaco - Pierre Touzet



Kané Ramos de Huanchaco - Pierre Touzet



Kané Ramos de Huanchaco - Pierre Touzet



Kané Ramos de Huanchaco - Pierre Touzet



Kané Ramos de Huanchaco - Pierre Touzet



Pierre Touzet de Perú - Olasperu - Andrés Touzet



Pierre Touzet de Perú - Olasperu - Andrés Touzet



Pierre Touzet de Perú - Olasperu - Andrés Touzet